Educación Superior
miércoles 25 de noviembre, 2015

La Educación Superior Técnico Profesional permite acceder a una formación orientada al trabajo, permitiendo optar por carreras más cortas y de retorno de la inversión más eficiente. Su oferta curricular está diseñada y validada por el sector productivo y de servicios, dando respuesta a la necesidad de técnicos de las empresas (según la información entregada por la Sociedad de Fomento Fabril (SOFOFA), se requieren más de 600 mil técnicos).

La Educación Superior Técnico Profesional promueve una formación práctica para un ingreso efectivo al mundo del trabajo y, luego, al mundo de la capacitación, otorgando herramientas de supereación relacionadas al ascenso laboral, al aporte familiar y mejorar la calidad de vida de jovenes, trabajadoras y trabajadores.

En Educación Superior Técnico Profesional, el 51% de la matrícula de pregrado corresponde a Carreras Técnicas (Técnico de Nivel Superior o Profesional sin licenciatura). Esta tendencia va en aumento, de hecho, el 45% de la matrícula de pregrado de primer año corresponde a Centros de Formación Técnica e Institutos Profesional (SIES, 2015).

En la Educación Superior Técnico Profesional el 64% de sus alumnos provienen en un 65% de los dos quintiles de ingresos más bajos. De este porcentaje, el 71% son primera generación en acceder a la Educación Superior.

Uno de los desafíos de la Reforma Educacional es mejorar las condiciones de calidad, pertinencia, acceso e inclusión de la educación técnico-profesional tanto a nivel secundario como terciario que actualmente concentra a los jóvenes, trabajadoras y trabajadores de los sectores más vulnerables del país.

 

ESTP (p,27)

 

CFT Estatales: Oferta pública de Educación Superior Técnico Profesional en todo el país


  • Como parte del compromiso por fortalecer la educación pública y avanzar hacia un sistema de provisión mixta en todos los niveles se aprueba, con fecha 23 de diciembre de 2015, la Ley que permite la creación de un Centros de Formación Técnica Estatales por región con un amplio respaldo de los parlamentarios de todas las bancadas. Cabe tener presente que los CFTs estatales tendrán:
    • a) Implementación gradual, partiendo por las primeras 5 regiones entre el año 2016 y el 2017.
    • b) Vinculación con la Universidad Estatal de cada región, los liceos técnico-profesionales y las empresas de las áreas estratégicas para el desarrollo productivo de la región, lo que se establecerá en los estatutos.
    • c) Proceso de implementación participativo, en mesas regionales tripartitas lideradas por los/las Intendentes que han definido, entre otros, los emplazamientos para las primeras sedes en 10 de las 15 regiones a la fecha. A saber Alto Hospicio, Calama, Ovalle, San Antonio, Peñalolén, Linares, Lautaro/Angol, La Unión, Llanquihue y Punta Arenas.
  • El mejoramiento de las becas para aquellos CFT e IP acreditados y que no tengan fines de lucro o, de tenerlo, manifiesten su voluntad de traspasarse a instituciones sin fines de lucro mejorará las condiciones de acceso a la educación superior en 2016 y como un primer paso para que estas Instituciones puedan acceder a la gratuidad. De los 38 CFT e IP acreditados, el 73,6% ha manifestado su voluntad de transformarse en entidades sin fines de lucro, lo que sumado a los 6 CFT e IP que ya cumplen está condición da un total de 28 instituciones, con un potencial de 91.400 estudiantes beneficiarios que pueden acceder a las becas Nuevo Milenio II y III, de los 144.000 proyectados inicialmente. Lo anterior es muy relevante, pues según datos del Mineduc, las familias pertenecientes a los cinco deciles más vulnerables invierten (en promedio) en educación superior el 105% de sus ingresos totales. Adicionalmente, se estima en 25.000 los estudiantes que puedan ser beneficiados por la Beca Nuevo Milenio I.